top of page
Buscar

El proceso creativo en las empresas




En el día a día ponemos atención a un sinfín de procesos dentro de nuestra organización y nos preocupamos porque estos sean apropiados y efectivos para nuestros equipos de trabajo y por supuesto para nuestros clientes finales. Aunque cada uno de ellos tiene su importancia dentro del engranaje de la empresa, hay uno que no debes pasar por alto: el proceso creativo.


Se entiende entonces cómo proceso creativo el conjunto de etapas o fases que se desarrollan para poner en práctica la creatividad, con el objetivo de resolver un problema o iniciar un proyecto. Dentro de este proceso, pueden formularse nuevas ideas o bien configurarse otras basadas en elementos ya existentes.


Estamos acostumbrados a pensar que la creatividad solo se da por pequeños lapsos, pero  en realidad, es posible crear ciertas dinámicas para que el proceso creativo sea constante. Para ello es importante cuidar ciertos aspectos y seguir una serie de fases que te permitan construir algo sólido, real y medible.


1. Problema: En primer lugar es importante presentar un problema o un reto determinado. Aquí es importante responder a una serie de cuestiones relacionadas con el tipo de problema o reto. 



2. Exploración: Reunir toda la información posible sobre el problema o reto que busquemos resolver.



3. Generación de ideas: Incentivar el pensamiento para obtener ideas de cualquier tipo. Un “brainstorming” sin analizar ni juzgar.



4. Comunicación: Es un paso muy importante para que todas y cada una de las ideas sean escuchadas. Para ello, debes tener presente que es indispensable tener un canal abierto, donde las ideas sean escuchadas y no solo oídas. 



5. Evaluación: Fase en la que se analizan las ideas, ver pros y contras, los recursos que se necesitan, verificar su viabilidad y todo el contexto que atraviesan las ideas.



6. Planificación: Aquí entra toda la estrategia. Quien o quienes van a llevar el proyecto, fechas de inicio y de fin, detallar todos los procesos para llevar a cabo el proyecto.



7. Aplicación: Poner en práctica la idea y ver los resultados que devuelve. Para luego ir modificando los procesos para que todo vaya de una manera mejor. Recuerda que todo lo que se puede medir, se puede mejorar, toma en cuenta este dato para que no generes un cuello de botella o te sientas frustrado si no ves los resultados que esperabas, de esta forma podrás identificar donde hay que prestar más atención.



Innovar o morir, es una de las máximas  en un mundo tan cambiante y automatizable. El espacio para la creatividad y la innovación aumenta la motivación y satisfacción de los empleados y, por lo tanto, incrementa el compromiso con la empresa.


Recuerda: “Todos nacemos con la capacidad de ser creativos, aunque siempre es posible aprender a aumentarla.”

bottom of page